Sesiones de fotos: La Navidad de Nunca Jamás

Hola de nuevo familia:
Lo primero querría disculparme por no haberos felicitado la Navidad, la campaña de este año “La Navidad de Nunca Jamás” ha sido un éxito y he trabajado mucho, cosa que os agradezco infinitamente, porque ya sabéis cómo pintan las cosas para el pequeño comercio. Yo me considero un privilegiado gracias al montón de fotografias familiares en estudio que me habeis permitido hacer, y sobre todo a vuestros hijos, con los que hemos reído, soñado y jugado con esta locura que se me ocurrió para poder escapar de esas raras fiestas que se acercaban y así hacerle un guiño a ese carnaval que tampoco vamos a poder disfrutar este maldito año.
Pero esa no es la razón en realidad…
A medida que se acercaban las fechas señaladas, por primera vez sé lo que se siente cuando te falta alguien en Navidad, y no me refiero a las cenas de 10 en lugar de los 30 en casa de cada año, sino a los que ya no estarán aunque celebremos esta Navidad en agosto porque se han marchado para siempre…Muchos somos los que hemos perdido mucho en este año, y cada uno habremos pasado estas fechas sin ellos como hayamos podido, pero yo, la verdad, ganas pocas y por eso no me he visto con ánimo de colgar una felicitación de Navidad de las de copia y pega.
Hoy se acaba este maldito 2020, y he sacado fuerzas para explicaros lo que tengo dentro y que noto que me hace demasiada pupa…
He creído que compartirlo con vosotros me haría bien, a medida que escribo creo que funciona y aunque sigamos pensando en ellos a diario, debemos celebrarlo todo con doble intensidad por nosotros y por ellos…Toma topicazo, ahora entiendo lo que había oído a la gente que pierde a alguien de esos que ocupan un trocito de nosotros para siempre.
OS DESEO UN SEGURO Y FELIZ AÑO 2021 FAMILIA!